Aunque parezca increible, en Agosto en Cantabria es posible dormir con manta.

Ven al Camino Real de Selores y compruébalo.